La trazabilidad es un concepto logístico. Consiste en todo el conjunto de medidas, acciones y procesos que permiten rastrear un producto e identificarlo en todo momento, desde su origen y concepción hasta la última etapa de distribución. ¿Cómo está interrelacionada con el fleje impreso? Lo desgranamos en el presente artículo.

El fleje impreso: una solución adaptable

Si ahondamos aún un poco más, la trazabilidad puede dividirse en dos tipos:

  • Interna. Su ámbito es tan solo dentro del proceso productivo en casa del fabricante, lo que incluye tanto las fases que se realizan en la misma empresa como los servicios subcontratados.
    ¿Cómo beneficia el fleje impreso en este caso?
    En algunas ocasiones, el material que se produce no sale directamente expedido a cliente sino que debe quedarse almacenado por un tiempo, o incluso se produce para tener estoc.
Fleje impreso

Así, algunos datos tan importantes como fechas de producción (para seguir el método FIFO), materiales, clientes y referencias pueden aparecer en el fleje. A diferencia de las etiquetas, que pueden caerse con facilidad y perder toda la información, el fleje es seguro y siempre queda adherido a su caja o pieza.

  • Externa. Una vez el producto es expedido de la empresa productora.
    ¿Cómo beneficia el fleje impreso en este caso? El fleje puede estar diseñado de forma que el cliente identifique el paquete con una impresión y un color específico. Esta facilidad es evidente en especial cuando la mercancía llega al muelle de descarga. Tal fase del proceso, que incluye el almacenamiento, debe realizarse con mucho orden y rapidez.

En Comosa Strapp somos expertos en fleje impreso, y respondemos a los diseños que nos paute nuestro cliente para cumplir con sus necesidades.

Si también estás interesado en soluciones relativas a toda clase de fleje, contáctanos.

Contacto