El fleje se utiliza como sistema de embalaje para unir la mercancía y darle mayor facilidad a la hora de manipularla y transportarla. Dependiendo del uso que se le quiera dar, es esencial que se cuente con un tipo u otro, ya que se fabrican con diferentes materiales. En el artículo que nos ocupa hablaremos sobre el fleje de acero y el fleje de polipropileno, detallando sus diferencias.

Qué fleje es mejor para cada caso

El fleje es una correa que se aplica con una máquina flejadora. Acordona de forma firme la mercancía entre sí y al palet, en caso de que también sea necesario. El fleje se debe adaptar a las necesidades del flejado de cada tipo de producto, por lo que se elige de un material o de otro.

Por un lado, el fleje de polipropileno es uno de los más populares y de los más utilizados a la hora de flejar productos. Son muy resistentes a la rotura, aunque en ocasiones hay otros materiales que pueden superarle en este aspecto. Son económicos y se pueden usar en exteriores.

fleje

Por otro lado, el fleje de acero o metálico son una opción algo menos económica, aunque su resistencia es la máxima que se puede ofrecer, teniendo en cuenta el material con el que se fabrican.

Estos flejes se pueden dividir en dos categorías, según si se trata de flejes metálicos ferrosos o no ferrosos. Sea como fuere, son una opción perfecta cuando queremos resistencia para nuestras mercancías, además de seguridad.

Le recomendamos que elija el fleje según sus necesidades y el tipo de mercancías que necesite embalar. En nuestra empresa encontrará todo lo que necesita saber sobre los tipos de fleje, además de atención personalizada para su caso.

Contacte con nosotros para saber más al respecto.

Contacto